Skip to main content

La ciudadanía y la percepción hacia la Convención

 

«La oportunidad coyuntural de mejorar los canales de difusión y comunicación respecto a las decisiones que se toman en la Convención servirá no solo para acercar el proceso a la ciudadanía, sino que para dotar de contenido una discusión que, hasta hoy, ha estado marcada por polémicas, críticas y noticias falsas».

Por The Clinic

Los resultados de la encuesta Cadem sobre el proceso constituyente evidencian una importante baja en la confianza hacia la Convención y una caída en la intención de aprobar el plebiscito de ratificación. Estos números son reflejo directo no solo de la crisis institucional que vivimos hace décadas en nuestro país, sino que también son un llamado a la acción para que la ciudadanía conozca y esté informada sobre los procesos del órgano, afirma el Observatorio Constituyente de Apruebo Dignidad.

Una de las claves para interpretar estos datos es reconocer la falta de conocimiento desde la ciudadanía sobre el proceso constituyente. Este evento inédito en nuestra historia implica una serie de elementos que complican y complejizan su conocimiento en la población. Un ejemplo de lo anterior, es que frente al desconocimiento de cómo deben proceder los reglamentos internos y trabajo en comisiones, pocas personas entienden por qué se comenzó a discutir el articulado de la nueva Constitución, más de seis meses después de su instalación. La ciudadanía aún no ve los insumos de la discusión constituyente, los tradicionales medios de comunicación recién están dando espacio para comentar las votaciones del pleno en sus noticieros centrales, y eso profundiza la incertidumbre generalizada sobre los resultados de este proceso.

Parte importante de la campaña electoral de 2021 estuvo centrada en alusiones y emociones negativas hacia la Convención Constitucional, y por ello cabe preguntarse, ¿qué tanto de ello ha quedado en la ciudadanía?, dada la seguidilla de conflictos y polémicas alrededor del proceso constituyente, ¿será que la gente fue perdiendo la esperanza?, ¿será esto triunfo de las fake news?, o será que la falta de información ha dejado solamente conocer “lo malo”? Los motivos pueden ser diversos y por lo mismo es relevante avanzar en la investigación social para comprender las raíces del sentir ciudadano respecto al órgano constituyente.

El caso de Rojas Vade fue uno de los primeros golpes a la Convención. A partir de allí la credibilidad del proceso constituyente se ha ido debilitando y la campaña permanente del rechazo fue tomando este hecho como un punto de partida para generar polémicas y críticas a los mecanismos de elección, a la representatividad, a la dieta de los constituyentes, entre otros elementos. Desde lo comunicacional, la Convención ha evadido algunas responsabilidades en estos casos, con una comunicación caracterizada en un lenguaje común entre constituyentes, pero con poca claridad hacia la ciudadanía.

Es relevante reconocer que el haber logrado un acuerdo respecto al reglamento de funcionamiento en tan pocos meses, habla bien del compromiso democrático de la Convención frente a las expectativas de la ciudadanía. Sin embargo, en medio de esa discusión comenzaron a originarse las primeras dudas y necesidades de información de fácil entendimiento para ser reproducibles dentro de la misma población.

Hoy estamos frente a un momento clave para el proceso constitucional. Esta semana se comenzó a discutir el articulado en el Pleno y es una oportunidad para reforzar la comunicación entre el órgano y la ciudadanía. La oportunidad coyuntural de mejorar los canales de difusión y comunicación respecto a las decisiones que se toman en la Convención servirá no solo para acercar el proceso a la ciudadanía, sino que para dotar de contenido una discusión que, hasta hoy, ha estado marcada por polémicas, críticas y noticias falsas. Para mejorar estos procesos, la información cualitativa que puedan recabar estudios como el que estamos dirigiendo, “Legitimidad Entendimiento de la Ciudadanía sobre la Convención Constitucional”, son claves para comprender cuál es el nivel de conocimiento que tiene la ciudadanía respecto al órgano y cómo ello puede proyectar el sentir ciudadano hacia el plebiscito de salida.

Zoe Zabala Arroyo 

Ignacio González 

Karina Meneses 

Equipo de Investigación Observatorio Constituyente Apruebo Dignidad 

Leave a Reply